fbpx

Nuestra Vida

Nuevo Año

 

Comenzamos este 2015 de la mejor manera, disfrutando del lugar que elegimos para vivir, recorriendo algunos de los lagos que tenemos alrededor, renovando energías, tomando un poco de sol y por sobretodo descansando, porque este año se viene movido.

Tarta de frutillas para disfrutar un sábado

Lindo sábado en casa con Maia disfrutando esta deliciosa tarta de frutillas.
Si les cuento que la hice en unos minutos y es super sana me creen? 

Porque además de hacer origami, también me gusta buscar recetas de comidas saludables, sobre todo de postres y dulces, para dejar la costumbre de cruzar a la panadería a comprar esos postres tentadores cuando tenemos antojo de algo rico… por eso esta tarta será el reemplazo perfecto.
No tiene harina ni lacteos, la encontré en este blog: http://www.desintoxicatuvida.com/pie-de-banana-sin-coccion/
Le cambié el relleno porque quería probar con frutillas y quedó genial!

Lo hice siguiendo la receta para hacer la base, pero el relleno lo hice con una taza de manteca de coco que saqué de este link + una taza de frutillas licuadas + dos cucharadas de miel. Y decoradas con rodajas de frutillas. Deliciosa!!!

Un cumple a todo color

Estuvimos de festejo, Maia cumplió 10 años… ya 10, creo que la mejor edad, donde empiezan a independizarse y definir su personalidad.
Para su cumple, nos sentamos hace unas semanas para pensar cómo haríamos todo, y ella eligió los colores y le “diseñó” a la abuela cómo quería su torta ( a quién saldrá?), luego cuando me vio preparando las guirnaldas se enganchó y se puso a coserlas ella misma con la máquina de coser. Casi nos desmayamos al verla tan laboriosa…
El resultado fue un cumple genial, se divirtieron todos, gastaron energías con el metegol y ella estaba feliz con su cumple soñado.
Comparto fotos de cómo quedaron los detalles: la mesa dulce es obra de la abuela (tenemos repostera en la familia), armamos libretitas de souvenir, en las bolsitas de golosinas le pusimos las tiritas una por una, y con la cumpleañera cosimos tiras y tiras de colores para decorar el lugar. 


Preparándonos para Feria Puro Diseño

Este año participaremos en Feria Puro Diseño, y cuando nos aceptaron pensé que tenía bastante tiempo para organizar todos los preparativos y coordinar cada detalle desde aquí. Venía tranqui con la planificación, pero estos días caí en la cuenta que no falta mucho, se me está llendo abril casi sin haberlo notado.
Tengo una lista larga donde anotamos todo lo que hay que hacer y cada vez que tacho algo que ya está listo o encaminado siento un gran alivio. Por suerte tenemos a la familia en La Plata que nos ayuda mucho con cada pedido nuestro, y siempre están cuando los necesitamos. De paso aprovecharemos a visitarlos y Maia se quedará varios días disfrutando de sus abuelos, ella ya está pensando en visitar a sus amiguitas de allá y en pasear mientras mamá estará como loca con los preparativos y últimos detalles.
Espero tener posibilidad de ir relatando los sucesos, me gusta la idea de tener el blog como un cuaderno de viaje, pero me conozco y sé que cuando estoy a full me abstraigo del resto de las cosas, no sé si mantendré el blog actualizado.

Un post que no es sobre Papel: Mis series favoritas en este momento

En casa somos muy fans de las series, lo que me gusta es que uno las ve según su propio ritmo, y sin atarse a los horarios que la emiten (esto gracias a internet, Youtube y esas páginas para ver online) y hay veces en que no sabemos qué película mirar y con las series tenemos para ir viendo en cuotas.
Estas son series que vimos en el último tiempo y me han tenido enganchada, ya sea por el susto o por la intriga de qué pasará en los siguientes capítulos. 

Aquí van:
1 – Games of Thrones – Estoy esperando par ver el primer capítulo de la cuarta temporada, que leí que se emitió el domingo, para atenuar la tan larga y ansiada espera quisimos refrescar los últimos capítulos porque son tantas historias que se entrelazan que al tener tanto tiempo entre una temporada y la siguiente uno se pierde un poco. Lo mejor: la intro con esa música y las tomas de los mapas tipo TEG, la complejidad de los personajes, las escenografías y cómo te bajan a los personajes principales sin previo aviso.

2 – Twin Peaks – Esta serie de los 90 la comenzamos en enero y nos tuvo intrigados, la recomiendo par los que gustan de la fotografía, lo bizarro de varias escenas que podrían ser trágicas pero me han hecho reír muchísimo. La segunda temporada es bastante mala pero uno ya está en el baile y hay que darle fin. Lo mejor: los extras (si consiguen los DVD) donde uno puede adentrarse un poco en lo que quiso hacer David Linch. Luego de ver esta serie no podré ir a caminar sola por un bosque.

3 – Breaking Bad – La terminamos en diciembre del 2013, ya estaba esperando que termine, nos tuvo al hilo hasta el final. A mí personalmente no me gustaba en un principio, admito que me dormía, porque era muy depre la historia de esta familia, todo mal, odié la casa de Walter, el decorado depresivo y la iluminación ausente, luego me terminó de enganchar creo que en la segunda temporada, donde todo se volvió vertiginoso y no sabía qué iba a pasar, bueno casi porque tuve en mis manos una revista donde hacían algunos spoilers de la temporada 4 (no aguanté tanto suspenso así que la leí!)

4 – The Walking Dead – Termino de ver el último capítulo de la temporada 4, me dejó muchas intrigas pero son de esas series que uno puede esperar a la temporada siguiente sin tanto espamento. La verdad al principio me costó verla porque soy muy miedosa y los zombies y el fin del mundo no es mi tema favorito, pero luego me convenció, claro que hay partes que la veo con los ojos tapados. Hay capítulos para mí son de relleno, pero algunos te espantan y te dejan maquinando toda la noche.

Bueno, podría hacer un listado también de series para ver sin prestarle atención, o como hago yo para plegar origami mientras la miro, de esas tengo muchas. Si alguien llegó hasta acá y tiene alguna serie para recomendar la puede dejar en los comentarios, así las busco y tengo otras cosas para ver.

Paseo de domingo por Junin de los Andes

Desde que vivimos en el Sur, nuestros paseos de fin de semana han cambiado muchísimo, si antes la plaza era la opción más cercana y frecuente, hoy los paseos son unas mini vacaciones a algún sitio casi encantado.
Como lo fue un domingo gris de febrero, que luego de almorzar tuvimos la idea de ir a conocer Junin de los Andes, cerquita y lugar de paso obligatorio cuando se viene a San Martin de los Andes por la ruta 40, pero el cual aún no habíamos recorrido.


Nos subimos al auto con el mate y algo de abrigo, porque había mucho viento. 
Un lugar que queríamos conocer era la Parroquia Nuestra Señora de las Nieves. Es muy bonita con sus líneas modernas, en las paredes laterales hay tapices mapuches, detalles de madera y unos vitrales con líneas simples por los que filtra una luz que genera mucha paz y armonía. Generalmente las iglesias no me atraen, pero ésta realmente tiene magia.
Pueden leer más sobre la iglesia en esta nota que la describe mucho mejor que yo.



Recorrimos las calles, los barrios y algunas ferias que había, probamos los tan comentados Alfajores de Piñon (el fruto del Pehuén) y cuando estábamos por volver a casa, nos encontramos con otro lugar turístico a los pies del cerro, el Via Christi, y ahí recordamos que nos han comentado que Junín tiene un turismo religioso, sobre todo para la época de Pascuas.
Este lugar lo dejaremos para el próximo paseo porque ya estaban cerrando, pero pudimos chusmear un poco para ver de qué se trataba: me dan un poco de miedito las figuras religiosas a gran escala, pero estas están rodeadas de árboles y son muy hermosas.


Este fue mi relato del paseo, esta guía turística prefiere sacar fotos más que narrar, jajaja, pero vale la pena ir a conocer si se viene de vacaciones a esta zona, hay muchísimos lugares con historia y nosotros de a poco los iremos descubriendo.

Paseo de Fin de Semana

Hace varios días que venimos disfrutando del sol, de los días más largos y el paisaje de San Martin de los Andes invita a salir a pasear.
Nosotros el fin de semana aprovechamos para ir al Mirador Bandurria, que se llega subiendo el Cerro Curruhuinca. Es uno de nuestros lugares favoritos. 

Nos quedamos con ganas de encontrar el kiosco abierto para comprar unas torta fritas para acompañar con el mate, son una delicia, sobre todo luego de una intensa caminata.
Les comparto algunas fotos, no es una belleza?

Mi rincón creativo

No quería perderme esta vez el Desafío Talleres del blog Blad, me encantan estos desafíos y son una inspiración las propuestas que muestra cada participante, pero por sobre todo porque me encantan los talleres, los ateliers y todo lugar donde se hacen cosas creativas.
Si bien con Leo tenemos un lugar de trabajo en la tercer planta de la casa, donde está la mayor parte de los materiales, equipo y demás, hace unos meses me di cuenta que necesitaba tener otro rincón para mí. Me gusta estar en el living, cerca de la cocina para poder dejar algo en el horno y seguir en mis cosas, como me imagino le pasa a la mayoría de las mujeres que trabajan en su casa, estar en “todo al mismo tiempo”, y la verdad que subir y bajar 3 pisos a cada rato, aunque es un buen ejercicio, no es lo ideal.

Primero comencé tímidamente a dejar cajas en el estante largo debajo de la ventana, y le ví mucho potencial a ese espacio, un estante bajo donde dejar trabajos en proceso, cajas y papeles.
Un día compré los caballetes y agregué la tabla de madera super barnizada (la teníamos en la cocina y no se usaba), no me gusta la madera así pero es lo que había disponible, y bueno… me terminó de cerrar cuando se empezó a llenar de papeles, cajas y demás cosas que le dan color. Me siento muy cómoda trabajando aquí, haciendo origami o alguna manualidad con Maia.

Todo en este espacio es reciclado, un par de latas que pinté con aerosol, las cajas  que tuvieron una nueva vida con un poco de papel, y los cajones de madera de verdulería entran perfecto debajo del estante y de los caballetes, los cuales no demoran en llenarse con lo que está dando vueltas por ahí.
Lo bueno es que mi taller se puede desmontar fácilmente, como cuando la casa se convierte en “hostel” o cuando festejamos un cumple. 

Mantengo un caos controlado, o como me dijo mi tío cuando pasó de visita hace un tiempo: “este es tu mundo, este lugar te refleja a vos”, qué bien, pensé, eso es lo que espero del lugar que habito…